Menú Cerrar

La Segunda Guerra Negra, Capítulo 7: Recuerdo revelador

Sinopsis:

En este nuevo capítulo de “La Segunda Guerra Negra” Preta huye del horror que acababa de ver al terminar su primera misión oficial y por inconsciencia, termina en su no tan antiguo hogar.

La Segunda Guerra Negra, Recuerdo revelador:

Preta continuó corriendo desbocado a pesar de haberse alejado ya de la plaza maldita. El fuego había alertado a los guardias que fueron a ver que ocurría.

Preta aún no estaba preparado para ver la realidad de la Segunda Guerra Negra.

Tuve que hacer que sus caminos no se cruzasen, el chico aún es demasiado inocente y no sabe esconderse aún.

“¿Por qué me estoy implicando tanto con este Orgalc? Nunca antes había estado tan activo en las historias que miro, y la verdad es que me gusta participar en ellas. Aunque no sería una buena historia si simplemente lo arreglase todo. Eso es algo que nunca debo hacer.”

Esos pensamientos rondaban mi mente mientras Preta corría despavorido sin saber si alguien le estaba siguiendo o no, sin saber absolutamente nada. Simplemente deseando poder llegar vivo a cuál fuese su destino.

Se sorprendió a sí mismo en frente de su no tan antigua casa. Su puerta estaba atrancada con maderas que colocaron los guardias y un cartel pequeño que informaba de que estaba abandonada. También se encontraba un papel clavado en ella con un retrato dibujado de él mismo (muy exacto por cierto) que ocupaba la gran mayoría del papel.

“Se busca a este Orgalc por asesinato a Preto y Maya, se desconoce su paradero y es extremadamente peligroso, quién consiga capturarle o bien dar información sobre él, será recompensado”

¡¿Cómo pueden culparme a mí del asesinato de mis padres?!“, pensaba Preta asustado, sin comprender absolutamente nada.

Arrancó las maderas con la poca fuerza que le quedaban y entró en su anterior hogar. Su bajo humor cayó en picado al ver el destrozo que había en su casa. Los guardias habían arrasado con todo. Lo que no habían podido llevarse, lo habían destrozado con tal de conseguir materiales para la guerra.

Caminó despacio por su antigua vida, recordando los momentos felices que tuvo allí, deseando que hubiese algo que pudiese salvar. Subió al segundo piso, y se acercó a la habitación de sus padres. Al abrir su puerta, un fugaz recuerdo vino a su mente, mostrando los cuerpos amontonados de sus padres. Preguntándose si se encontraban en aquella macabra fogata.

Se sentó en la cama, que estaba rasgada por un cuchillo, intentó resistirse a llorar otra vez. Pero las lágrimas se acumulaban en sus ojos pidiendo salir.

Al quedarse seco y no poder llorar más, miró las paredes del cuarto. Antes había un pequeño espejo en la pared de su izquierda, uno que su madre siempre utilizaba. Pero este había sido robado también. Miró hacía allí, intentando recordar aquellos momentos en los que su madre se arreglaba para las ocasiones especiales, y vio que una de las maderas estaba un poco salida. Se levantó y acercó hacía allí. Activó la hoja oculta y con el cuchillo hizo salir la madera que escondía un pequeño papel:

Buenos días Preta, o buenas noches…

Espero que no hayas encontrado esto demasiado temprano…

Hay muchas cosas que no sabes de mí y de tu padre.

Cosas que en algún momento u otro terminarás sabiendo.

Somos ladrones, hijo, trabajamos para el Grupo Sombra.

Empezamos a trabajar con ellos un año después de la gran batalla de Zunvra. Fuimos completando contratos y ganando su confianza.

Cuando termine de escribir esto me tendré que ir a la misión más importante que he hecho nunca: encontrar la Llave de Zolock.

Llevamos meses trabajando en conjunto con los tres fundadores y ahora estamos a punto de obtenerla.

Este trabajo tiene un riesgo enorme aunque su premio… Su premio lo puede compensar.

Si nos llegara a pasar algo, habla con Ozk o con Lard, puedes estar tranquilos con ellos, son de confianza.

Te quiero.

Con el corazón encogido, Preta se leyó y releyó el último mensaje de su madre. Quería entender aquellas palabras, y el hecho de que confiara tanto en Lard hizo crecer su odio hacia ella. “Serán de confianza, pero uno de ellos te mató” pensaba Preta con rabia.


Capítulo Anterior: El Carnicero

Capítulo Siguiente: En Proceso

¡Sígueme y comparte en tus redes!
¿Quieres comprar juegos baratos? Cómpralos en Instant Gaming

¡Si quieres disfrutar de muchísimas ventajas de Amazon Prime, suscríbete y disfruta de un periodo de 30 días GRATIS!

Si quieres comprar los 100 libros más vendidos puedes hacerlo aquí.
Twitter
Visit Us
Follow Me