Menú Cerrar

La Caída

Este es otro de mis relatos perdidos. Lo escribí en enero del año pasado. Este ya es más parecido a lo que suelo escribir, pues a pesar de estar basado en el divertido videojuego de Fortnite (del cual aún tengo que escribirle una reseña) le he añadido el toque oscuro y misterioso que tanto me gusta…

Al igual que en el anterior relato (La silla de mi habitación), voy a escribir el mismo relato, pero con mi forma de escribir actual, mejorando así la versión original (La cual se encuentra en Wattpad).

Nunca pensé que esto sería así. Me hablaron de una experiencia que cambiaría mi ser. De una aventura que no olvidaría nunca en mi corta vida. Pero ni podía imaginarme que esto sería así…

Cuando llegué al aeropuerto, unos asistentes me guiaron hasta el vehículo más extraño que he visto nunca. ¿Tampoco es que haya visto muchos, pero donde has visto tú un autobús-globo? Los pasajeros que había en este extraño viaje eran aún más extraños que el bus. Todos ellos con picos u objetos punzantes en las manos. Todos ellos con disfraces que ni me puedo llegar a imaginar cuanto les costó. Pues tenían una calidad increíble. Muy realista. Demasiado.

El bus se iba elevando poco a poco. Los viajeros que había en él estaban en una fiesta infinita, bailando todo tipo de música que provenía de unos altavoces que no conseguía ver. Intenté quitarme el miedo de encima y me uní a ellos en más de una ocasión. Pero entonces, vi nuestro destino.

Era una Isla realmente grande, en la que había algunas montañas nevadas, unas pocas ciudades y un gran desierto en el centro. Me fijé en él, y vi una extraña esfera con diferentes tonos azulados y violetas. Una maravilla que ojalá hubiese observado más.

Llegamos al límite de la isla y la fiesta terminó. Todos se pusieron en fila, cerca de la entrada del bus, le dieron las gracias al conductor y saltaron a la isla desde está gran altura.

Un gorila que estaba detrás mía, me levantó del asiento y me empujaba hacia la puerta. Vi un pico de hierro en el suelo y sin dudarlo empecé a pegarle para evitar que este me matara. Los evitó los golpes y sin saber como, acabé volando hacía mi muerte.

Ya no tenía esperanza alguna. A pesar de tener debajo un lago con una profundidad considerable, nadie podría sobrevivir a una a una caída similar…. ¿Esta ha sido la experiencia que no olvidaría nunca? ¿Una caída hacia mi muerte? Vaya manera de desperdiciar mi patética vida….

Entonces, llegué al agua. Intacto. Sin ninguna herida. Vivo. ¡Vivo! No me lo podía creer, pero ahí estaba. Había sobrevivido a una caída de más de 1000 metros.

Ojalá hubiese podido sobrevivir también a aquel tiro en la cabeza.

¡Sígueme y comparte en tus redes!
Mi libro La Mosca está disponible en Amazon

¿Quieres comprar juegos baratos? Cómpralos en Instant Gaming

¡Si quieres disfrutar de muchísimas ventajas de Amazon Prime, suscríbete y disfruta de un periodo de 30 días GRATIS!

Si quieres comprar los 100 libros más vendidos puedes hacerlo aquí.
Twitter
Visit Us
Follow Me